Mi amiga la Metformina…

Esta no es la historia de una mujer cualquiera, esta es mi historia. Mi nombre real no es importante aqui, y aunque tengo ya 37 años, mi historia realmente comienza en el año 2.004, año este, en el que con una altura de 1,64 , pesaba 110 kilos y odiaba mi cuerpo; hasta el limite de no desear que la gente me viera, e intentando evitar exponerme al maximo a los demas. Como casi siempre en la vida, un pequeño detalle fue el que me hizo dar un giro radical a mi estilo de vida, y siendo pleno verano, con mi hijo casi recien nacido en mi brazos, y una temperatura abrasadora de 35 grados , el odio hacia mi cuerpo era tan grande que ni me permitia llevar mi hijo ir a la piscina para aliviarle de esas temperaturas, y al verle sudar del calor y sentirme absolutamente bloqueada, ese mismo dia decidi dar un cambio en mi vida, sin yo tan siquiera saberlo.

la foto2

 

El carro, el niño, y todos los dias un paseo fue mi primera “rutina de ejercicios”, mas tarde llegaron las 1.000 y una dietas; comer poco adelgaza verdad?,…pues yo segui esa filosofia al pie de la letra, eso si, de vez en cuando un bote de nocilla que pasaba por mi lado era la victima propiciatoria de una ansiedad voraz. Las fiestas de cumpleaños de los amigos de mi hijo era el lugar perfecto para dar rienda suelta y placer a mis sentidos,..y no los sexuales precisamente.

Las cosas iban mejorando poco a poco, la bascula iba dando alegrias, y iba sintiendome cada vez un poquito mas contenta conmigo misma, pero no era suficiente. 20 kilos en un año era un buen principio. Pero tras varios años de dietas, 2 años de continua bajada llegue a la meseta de los 60 kilogramos, y entonces las cosas empezaron a torcerse.

Tras dos años de idas y venidas, ayunos, comer poco o nada, saltarme “la dieta”, la bascula subia y bajaba de modo inexplicable, y de modo casi aleatorio e irracional,…y fue en ese momento cuando comenzo mi pequeño infierno. Pasaban los años y la lucha continuaba, y de ese modo llegaron las navidades del año 2.102.

El dia 31 de Diciembre y para cerrar bien el año, me registro en un foro de aficionados al cuidado del cuerpo, y ese dia conoci a la persona que me acompañaria en mi dura travesia por cambiar mi vida….Conoci a mi amigo y entrenador Trukis. Nuestra relación de amistad perdura, y el es parte de esta historia.

Tuve la oportunidad de aprender junto a el lo que realmente es una dieta, porque el cuerpo reacciona como lo hace segun lo que le demos, y lo que el cuerpo necesita para rendir lo que a mi me gusta exijirle.

Comence mi primera dieta seria,y cuando la recibi lo primero que pense fue….dios mio, toda esta comida para adelgazar?, me pondre gorda en dos dias, y ademas hacer menos ejercicio?. Me equivocaba, los resultados podria calificarlos casi de increibles, mi cuerpo se hizo mas pequeño en poco tiempo como yo anhelaba, los abdominales estaban a flor de piel, mis musculos se notaban, toda la ropa me entraba y en ese momento me sentia en paz con mi cuerpo y conmigo misma. Y lo mejor de todo, poder comer como una persona normal, y el fin de semana….dia trampaaaa!!!

NereaDespues_1

Las cosas fueron bien un tiempo, todo era perfecto, las mejoras ya lentas pero intentando siempre mejorar mi aspecto fisico. Pero las alegrias igual que vienen se van, y asi fue.

Empezamos juntos a desplegar un arsenal de acciones para revertir la situación, necesitaria otro articulo para detallar todas las modificaciones que juntos fuimos realizando. Ayunos, cardio en ayunas, trabajo sobre la leptina, suplementacion para la activacion de la tiroides, trabajo con las suprarenales, sensibilizadores naturales de la insulina, trabajo sobre decifiencias de estados carenciales, desintoxicacion homehopatica, dietas inversas, analisis de sangre, y un largo etcetera….y nada de nada!!!….Una semana de alegria y buenos resultados se revertia en la mayoria de los casos en escasamente un dia donde podiamos llegar a ganar hasta 4 kilos en pocas horas. Tal vez tendriamos un daño metabolico en estado avanzado despues de tantos años de dieta loca?.

Endocrinos, internitas, medicos del aparato digestivo, ginecologos, son algunos de los medicos que he visitado este tiempo,…DIOS MIO…QUE ME ESTA PASANDO??, porque no controlo mi cuerpo,…queria gritarlo a cada medico en cada consulta, en un grito de absoluta desesperación que me hacia pensar en algunos momentos en quitarme la vida.

En uno de los muchos analisis de sangre que hicimos, llegamos a empezar a descubrir un aparente desequilibrio hormonal que podria ser la aparente causa o al menos podia explicar en cierta medida cosas que estaban ocurriendo. Decidimos ir al ginecologo y exponerle el tema….una vez mas!. Pero la respuesta fue la misma que la de tantos otros medicos anteriormente,….ESTAS SANA, ESE DESIQUILIBRIO ES NORMAL.

Ya en ese momento deseaba tirar la toalla,…desaparecer, que nadie me hablara, llorar, morirme,…tengo que hacer cinta?….1 hora?…eso suponia una hora de lagrimas haciendo deporte por saber que esa hora en mi cuerpo no hacia nada,…y lo peor?,….no saber porque!.

Llegado ese punto en que ningun medico parecia escucharnos, creernos o entendernos decidimos hacer un ciclo duro para perder peso, y decidimos juntos hacer un ciclo largo de T3, unido a un ciclo de ventolin, LOS RESULTADOS?:  NINGUNO. Hicimos un analisis de sangre ante la incredulidad de lo que estaba pasando con la T3; por si era falsa, pero…NO,…la tiroides estaba totalmente parada confirmando las sospechas de que la droga era legitima.

DURANTE DIAS , SEMANAS, SE HIZO EL SILENCIO…POCO MAS SE PODIA HACER!!!.

Comenzo entonces mi castigo personal, como quien desea hacerse daño, deje de comer o haciendolo muy muy poco,…y si lo hacia por desesperacion, mi llanto, me acompañaba irremediablemente todo el día, y alguna vez inclusive mis dedos me ayudaban a aliviar mi sed de castigo provocándome el vomito….definitivamente, estaba enfermando!!!..y quiza lo peor mi cuerpo no solo no adelgazaba, sino que por contra engordaba por momentos.

Mi entrenador siempre ha confiado en mi, y trataba de darme un hilo de esperanza de que este infierno se acabaria pronto, el seguia teniendo confianza, pero yo ya no queria escucharle, solo queria soledad y vivir mi pena.

Pero bueno, si yo soy cabezona, el seguramente lo es aun mas que yo, y seguia pensando que aunque todos esos medicos no hubieran descubierto nada, algo pasaba y que ibamos a encontrarlo; eso me animaba al escucharle , pero al darme cuenta que seguramente era mas un deseo que una realidad mi sentimiento de asco hacia mi misma, y deseos horribles de desaparecer aun se acrecentaban si es que a esas alturas podian hacerlo aun mas.

Sin saber muy bien como , me volvi a ver empujada por el a buscar nuevas opiniones,  buscamos al mejor endocrino a nivel nacional para plantearle nuestro caso, y del mismo modo a una buena endocrina en mi ciudad. Asi que como quien se ducha cada mañana fui a visitar a la endocrina, con lagrimas en los ojos y en la seguridad que seria una visita mas, y asi fue….ESTAS APARENTEMENTE SANA, AUNQUE HAREMOS UNOS ANALISIS DE SANGRE Y UNA VISITA AL GINECOLOGO, PERO NO TE PASA NADA.

DIOS MIO, PORQUE LE HE HECHO CASO?…YO NO QUERIA IR A VER UN NUEVO MEDICO, YA SABIA LO QUE DIRIA…..que esperaba, acaso un milagro?….ME QUIERO MORIR!!!.

Pero como quien encuentra un oasis tras una larga travesia de horas por el desierto,…este nuevo ginecologo….me agarro la pierna con una gran dulzura….y me dijo….estate tranquila, tienes OVARIOS POLIQUISTICOS,…lo que te esta pasando en tu cuerpo es normal, Y TIENE TRATAMIENTO!!!.

Ese dia hablamos,…le conte lo que habia pasado,….y los dos nos fundimos en un increible abrazo telefonico, bañado en un mar de lagrimas por parte de los dos, de tanta tension acumulada, de tantas tristezas compartidas y de un hilo de felicidad.

Escribo este articulo para mi misma, y para las todas las mujeres que como yo puedan estar pasando por este infierno, para no olvidar que si se cree y se lucha siempre hay una esperanza. Acompañaros de alguien que crea en vosotras y os entienda, que os escuche y apoye. Yo aun no estoy curada, y las lagrimas aun me acompañan muchos de mis dias, donde la impotencia de no poder controlar lo que le pasa a mi cuerpo por bien o mal que haga las cosas es incontrolable, pero aun me queda un hilito de esperanza que todo esto se acabe pronto, y pueda decir que vuelvo a ser la mujer alegre y risueña que siempre fui.

Hoy llevo una semana en tratamiento, usando Metformina, QUIERO VOLVER A SER YO MISMA, QUIERO VOLVER A VIVIR LA VIDA!!!

 

Anuncios