Memoria Muscular ( Tina Hesman Saey )

El desarrollo muscular es mas fácil para aquellas personas que han estado musculados antes, y es ahora cuando los científicos creen saber por qué – los músculos conservan un recuerdo de su antigua condición física aún cuando se marchitan por su falta de uso .

Dicha memoria es almacenada en forma de núcleos contenedores de ADN, que proliferan cuando el músculo es entrenado.

Contrariamente a lo que se llego a creer, dichos núcleos desaparecen cuando los músculos se atrofian, según las investigaciones publicadas en el Proceedings of the National Academy of Sciences. Los núcleos edicionales forman una especie de memoria que hace que el músculo vuelva rápidamente a su estado anterior al ser entrenado. El descubrimiento sugiere que realizar ejercicio durante la juventud puede ayudar a prevenir la atrofia en la edad adulta, y asi mismo expone cuestiones acerca del tiempo que los deportistas dopados deberían ser excluidos de las competiciones, según Kristian Gundersen, fisiólogo de la Universidad noruega de Oslo y director del estudio. Las células musculares son grandes, afirma Gundersen. Y debido a este tamaño, es necesario más de un núcleo para suministrar los patrones de ADN necesarios para fabricar las grandes cantidades de proteínas que proveen al músculo de su fuerza. En investigaciones anteriores se demostraba que con el ejercicio las células musculares se hacen incluso mayores al unirse con células denominadas células satélite. Los investigadores creian que cuando los músculos se atrofiaban, los núcleos adicioales eran destruidos debido a un procero de muerte celular llamado apoptosis.
En este nuevo estudio, Gundersen y su equipo trato de simuló el efecto del entrenamiento, mas concretamente en ratones, haciendo que el musculo que confiere el movimiento de los dedos de los pies en dicho ratones trabajara mas duramente. A medida que el músculo trabajaba, el número de núcleos comenzaba a aumentar, ocurriendo esto a partir del sexto día. Una vez habian pasado 21 días el músculo entrenado aumentaba el número de núcleos de cada celula en un 54 % . Desde el día noveno, las células musculares comenzaron adicionalmente a ganar volumen. Estos resultados denota una primera conclusion, y estas son , que en primer lugar se forman los núcleos y posteriormente se forma la masa muscular.
En otra serie de experimentos los investigadores entrenaron los músculos de los ratones durante dos semanas, y posteriormente atrofiaron los tejidos mediante el seccionamiento de los nervios. La atrofia del músculo, originaba que las células se encogiesen un 40% respecto de su tamaño anterior ( entrenado ) pero el número de núcleos en las células no disminuyo.
Estos resultados contradicen estudios previos en los que se indicaban que durante la atrofia muere un gran número de células musculares. El equipo de Gundersen analizo individualmente las células en los músculos que se degradaban y descubrieron que existía apoptosis, pero asi mismo, descubrieron que eran otras las células que se morían, pero en ningun caso los núcleos extra logrados. Los núcleos extra sobreviven al menos durante tres meses – si extrapolaramos estos tres meses en los ratones, estariamos hablando de 9 años en el caso de humanos.
Afirma Gundersen,”Ignoro si dura para siempre pero parece ser un efecto muy duradero”. “Siempre que los núcleos extra no mueren, pueden estar preparados para crear proteínas musculares de nuevo, proporcionando una especie de memoria muscular”,
“Es una idea fascinante, y existe una buena prueba en este estudio” dice Bengt Saltin, un fisiólogo muscular de la Universidad danesa de Copenhague. “Es realmente novedoso y ayuda a explicar los hallazgos descriptivos que indican que los músculos responden rápidamente al ser entrenados de nuevo.”
“Este estudio probablemente produzca una fuerte reacción en algunos investigadores” dice Lawrence Schwartz, biólogo celular de la Universidad de Massachusetts. “Contradice una gran cantidad de estudios publicados” . Pero la muerte selectiva de algunos de los núcleos de la célula musculares requeriría un tipo especial de apoptosis. “La sabiduría popular carece de sentido desde la perspectiva celular y molecular” dice Schwartz.

El grupo de trabajo liderado por Gundersen ha obtenido una explicación que parece más razonable. Si lograramos extrapolar los resultados a humanos, las instituciones del mundo del deporte podrían querer volver valorar el tiempo de suspensión por causas de dopaje. Las investigaciones previas han demostrado que la testosterona multiplica el número de núcleos en las células musculares por encima de los que se producen siendo totalmente natural. “Si tuvieras núcleos que durasen de modo indefinido, entonces tendrías llegar a tener una ventaja competitiva que podría durar para siempre” afirma Gundersen.

Realmente decir que es por tiempo indefinido quiza sea demasiado exagerado . Debido a que medida que la gente envejece, su capacidad para desarrollar masa muscular disminuye. Se puede concluir de este nuevo estudio que el modo mas intelidente de prevenir un empeoramiento de la musculatura en edades avanzadas seria lograr el mayor numero de nucleos musculares a una edad temprana. “Esto podría utilizarse como argumento para que la educación fisica fuera obligatora en las escuelas” concluye Saltin.

Referencias :

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18317591

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/20713720

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22582213

Fuente: sciencenews

Anuncios