Mujeres y estrogenos

Como siempre que posteamos algún artículo relacionado con la salud general, no debes olvidar que el uso de ciertas sustancias o protocolos para la mejora física,  la decisión última y supervision de la toma es tuya, pero te aconsejamos que se haga siempre bajo la estricta supervision de tu médico.

El cuerpo de una mujer siempre es más complejo que el de un hombre debido a su sistema hormonal. Es un hecho conocido el que los hombres bajan de peso con facilidad, pero la mujer pasa muchas más dificultades para lograr bajar de peso. Esto se debe a varias razones como las siguientes:

El cuerpo del hombre tiene más musculatura y por lo tanto consume más energía y “quema” la grasa con más facilidad, ademas el cuerpo del hombre produce la hormona masculina testosterona que es una hormona constructora de músculos y quemadora de grasa.El cuerpo de la mujer produce la hormona estrógeno que es una hormona que acumula grasa en el cuerpo.La mujer tiende a tener niveles de estrés emocional más altos que el hombre y por lo tanto produce niveles más altos de la hormona de estrés cortisol que es una hormona que acumula grasa en el abdomen y en la cadera.

Por estas razones, las mujeres siempre bajan de peso más lentamente que los hombres. Una de las razones, es el exceso de la hormona estrógeno, tiene que ver con una condición que padecen muchas de las mujeres sobre todo cuando están sobrepeso. La condición se llama “predominación de estrógeno”.

Esta hormona, estrógeno, en realidad es un grupo de varias substancias que son vitales en el cuerpo de una mujer. Sin estrógeno no existirían los embarazos, ni las pieles suaves de las mujeres, ni la menstruación, ni los senos en una mujer.

El estrógeno es una hormona que el cuerpo de una mujer balancea con otra hormona que se produce durante la ovulación llamada progesterona. Ya hemos tenido la oportunidad de hablar sobre ello en nuestro blog.  La progesterona es la hormona que como bien refleja su nombre permite la “gestación” o el quedar embarazada. El cuerpo de una mujer depende de que exista un cierto balance hormonal entre estas dos hormonas, estrógeno y progesterona.

Prácticamente todo el mundo sabe que el estrógeno se produce en los ovarios de la mujer. Pero pocas personas saben que la grasa del cuerpo también produce estrógeno con la ayuda de una enzima que se llama aromatasa.  La grasa produce estrógeno y es la razón por la cual los hombres obesos desarrollan senos y inclusive se feminizan hasta en su tono de voz.

El Doctor John Lee en su libro titulado “What Your Doctor May Not Tell You About Menopause”, explica el problema de la “predominación de estrógeno” en la mujer. Es una condición donde el cuerpo de una mujer que está gordita sigue produciendo estrógeno desde su grasa aunque esa mujer ya no tenga unos ovarios que estén funcionando. Cuando el estrógeno no está siendo balanceado en el cuerpo por la hormona progesterona la cual sólo se produce durante la ovulación, se crea una “predominación de estrógeno” que no permite que la mujer baje de peso. Lo que quiere decir una “predominación” es que el estrógeno domina el ambiente interno del cuerpo al no tener a la progesterona como hormona contraria. Ello crea una situación donde a la mujer se le hace dificilísimo bajar de peso porque como el estrógeno acumula grasa y engorda el cuerpo se niega a ceder la grasa.

El problema es que la hormona estrógeno acumula grasa y engorda. Esto es un hecho bien conocido ya que hace unos años los criadores de cerdos y de gallinas trataron de aumentar el peso de sus animales suplementándoles la dieta con estrógeno para engordarlos. Esto salió publicado en las primeras planas del país como un escándalo y a raíz de ello mucha gente decidió no seguir consumiendo la carne de pollo. Que yo sepa, esta práctica ya hace años que no se continúa, pero mucha gente se quedó impresionada con la manipulación que se trató de llevar a cabo en esa ocasión utilizando estrógeno para engordar a los animales. Todavía hoy en día hay personas que se niegan a consumir la carne de pollo por temor a que contenga la hormona estrógeno.

Cuando la mujer padece de una “predominación de estrógeno” puede sentir manifestaciones como las siguientes:

-Acumulación de grasa en las caderas y en el abdomen
– Candidiasis (infecciones de hongos resistentes).
– Dificultad o lentitud para adelgazar
– Edema (acumulación de agua)
– Falta de energía o cansancio continuo
– Pólipos vaginales
– Menstruación dolorosa o calambres
– Pérdida de libido (interés o apetito sexual)
– Sensibilidad en los senos (“breast tenderness”)
– Sueño demasiado ligero o dificultad para dormir; o por contra ,variaciones sustanciales en el sueño.

Amén de otras dolencias más graves que no trataremos en nuestro blog.

No debemos en todo caso autodiagnosticarnos, dado que el exceso de progesterona puede tener síntomas muy similares. Y por ello, volvemos a insistir que acudir a tu médico o ginecólogo para hacer un adecuado diagnóstico es la única vía válida para determinar la existencia real de un desbalance entre ambas hormonas, y el tratamiento más adecuado para subsanar el problema hormonal.

Analizaremos aquí en todo caso la predominación del estrogeno por lo habitual de este caso en los cuerpos de las mujeres.

La “predominación de estrógeno” mantiene el metabolismo bajo y a la mujer que padece de esta condición se le hace muy difícil bajar de peso.

Cuando la mujer empieza a tener mucho vello facial generalmente es debido a que la “predominación de estrógeno” está obligando al cuerpo a producir hormonas masculinas (andrógenos) para contrarrestar el estrógeno. No olvidemos que nuestro cuerpo siempre busca el equilibrio en el tiempo ante cualquier modificación no balanceada en su cuerpo, la dieta y la adaptacion a las calorias, de la que tanto hemos hablado, es un caso muy conocido por todos, la toma de sustancias estimulantes de modo continuo en el tiempo y que estas sustancias dejen de hacernos efecto es otro claro ejemplo,  nuestro perfil hormonal no está exento de la búsqueda del equilibrio que nuestro cuerpo busca de modo continuo.

La solución para las mujeres puede ser usar una crema de progesterona natural. Esta hormona natural se aplica a través de la piel y contrarresta los efectos dañinos de la “predominación de estrógeno” logrando balancear el sistema hormonal. La progesterona natural tiene un efecto calmante y antidepresivo. Inclusive, ayuda a la persona a dormir más profundo y con un sueño más reparador.

La crema de progesterona natural se utiliza por sólo 21 días del mes para no permitir que el cuerpo se acostumbre a ella y deje de reaccionar a sus efectos. En las mujeres que todavía tienen menstruación se empieza a utilizar en el primer día de sangrado y se cuentan desde ahí los 21 días. Al terminar los 21 días de uso se le da un descanso y se vuelve a empezar otro ciclo de 21 días al primer día de sangrado de la menstruación.

Si la mujer ya no tiene menstruación se utiliza por 21 días pero empezando con el día número 1 de cada mes calendario hasta el día 21 de cada mes. La idea es crear un ciclo como si fuera el mismo cuerpo el que la estuviera creando a través de la ovulación.

Esta crema se consigue en los centros naturistas e inclusive se puede adquirir por Internet . Para las mujeres que han experimentado mucha dificultad en bajar de peso y muy en especial para aquellas que han acumulado mucha grasa en sus caderas y en el abdomen (causado por el estrógeno) la crema de progesterona natural es una excelente ayuda.

Además de todo esto, la progesterona natural tiene un efecto como agente anti-envejeciente en el cuerpo. Es notable lo bonita que se pone la piel de una mujer que utiliza la progesterona natural. El único comentario adicional es el aumento en líbido (apetito sexual) que produce en la mujer cuando la usa. Fíjese que la progesterona natural siempre se ha usado para ayudar a las mujeres que sufren de frigidez sexual. Es una hormona que promueve la “gestación” y por lo tanto levanta el interés en el sexo.

La progesterona natural tiene también el efecto de retener o ayudar a recuperar el hueso que se haya perdido con una condición de osteoporosis. Esto es algo que se puede comprobar a los 3 meses de haber empezado a utilizar la crema haciéndose un examen de densitometría ósea y comparándolo con el anterior al uso de la progesterona natural.

Aunque SIEMPRE recomendamos acudir a tu medico, en este caso tu ginecologo, no pretendas que tu propio médico sepa de este tema ya que nuestros médicos dependen de la información científica que le proveen los propagandistas médicos de las compañías farmacéuticas. Para las compañías farmacéuticas, la progesterona natural no es un buen negocio porque al ser natural no se puede proteger con una patente y no se puede ganar mucho dinero con ella. Su médico, si no sabe del tema te dirá que no utilices ninguna hormona, ni siquiera natural, y esto es entendible ya que ellos han sido muy atacados con frívolas y en muchos casos injustas demandas médicas. Mi experiencia ha sido que si el médico no conoce el tema, le recomendará que no haga nada con ello para poder proteger su propia responsabilidad en el asunto de la consulta que tu le haces. Es una actitud entendible dado que algunos abogados se enriquecen con las demandas a los médicos que aunque no sean por razones verdaderas o ciertas siempre les producen mucho dinero.

Si quieres saber sobre esto infórmate y educate sobre el tema tu misma para que puedas utilizar tu propio juicio al respecto.

Te puedo decir que si tu sobrepeso u obesidad está concentrada en las partes bajas del cuerpo (caderas y abdomen) y está sintiendo varias de las manifestaciones de la “predominación de estrógeno” podrías “ver un milagro” al empezar a utilizar la crema de progesterona natural. Cuando la “predominación de estrógeno” es muy fuerte, el uso de la crema de progesterona natural produce un aumento en el metabolismo impresionante al lograr el balance hormonal que el cuerpo necesita para mantenerse en un estado óptimo.

Fuente : RelaxSlim
Adaptado: Culturismo y punto

Anuncios