Daño hepatico en esteroides de diseño

Si estas pensando usar esteroides orales 17-AA, o estas usandondolos, he aquí algo de información que creo deberias conocer.

El uso inadecuado de esteroides orales pueden causar daño hepático dando como resultado graves problemas de salud. No importa cuán grande o rajado puedas estar, un hígado defectuoso mandara tus ganancias duramente ganadas  por el retrete y lo peor es que posiblemente te lleve a la cama de un hospital.

Este artículo contiene información acerca de:

  • Cómo los esteroides orales afectan a la función hepática y dañan al hígado
  • Cuales son las señales de advertencia de que tu hígado puede ser dañado
  • Qué esteroides legales plantean el mayor riesgo y cuales los más seguros
  • Cómo conseguir una prueba hepática en casa por algo mas de 5 euros
  • Cómo los suplementos de apoyo pueden reducir el daño hepático

Los esteroides orales y el daño hepatico

No todos los esteroides orales afectan negativamente al hígado. Por ejemplo, la DHEA, la pregnenolona,  y el androstenediol son esteroides que se pueden tomar por vía oral, pero ninguno de ellos son tóxicos para el hígado. Lo que hace que un esteroide sea toxico para el es una modificación de su estructura conocida como metilación en la posición 17a. Este esteroide se conoce normalmente como “17 alfa alquilado” o simplemente “17-aa” . Esta modificación permite que el esteroide pase el hígado y se evite sea excretado, lo que permite una mayor potencia que los esteroides no-17-aa.

Clasificacion de toxicidad de los esteroides de diseño:

  • Superdrol y clones: 17-aa esteroides, Valoración toxicidad (1-5): 5
  • Dimethazine y clones: 17-aa esteroides, Valoración toxicidad (1-5): 5
  • Halodrol y clones: 17-aa esteroides, Valoración toxicidad (1-5): 2
  • Epistane y clones (incluyendo estrago): 17-aa esteroides, calificación Toxicidad (1-5): 3
  • Methyl 1,4-AD y clones: 17-aa esteroides, calificación Toxicidad (1-5): 3
  • DHEA y clones:, no 17-aa esteroide Toxicidad (1-5): 0
  • 1-DHEA y clones:, no 17-aa esteroide Toxicidad (1-5): 0
  • Androsterona (epiandrosterona) y clones:,  no 17-aa esteroide Toxicidad (1-5): 0

¿Cómo causan daño al hígado los esteroides orales 17-aa?

A pesar de que es un debate que se encuentra ampliamente comentado, la mayoría de la gente no es consciente de los mecanismos o implicaciones en torno a los efectos tóxicos de estos esteroides. Los esteroides 17-aa son tóxicos para el hígado, ya que inhiben las funciones de excreción del hígado e inhibe la producción y el flujo de la bilis desde el hígado.

Las sales biliares son conocidos como agentes de limpieza del hígado debido a que llevan las toxinas y las lavan en los intestinos para su excreción. Si el flujo de bilis está restringida en el hígado, simplemente, el hígado no puede librarse de las toxinas. Cuando el hígado pierde su capacidad para excretar toxinas, crea una acumulación de toxinas en todo el cuerpo.

Esta condición se conoce como colestasis . Por definición, la colestasis es una condición en la que la bilis no puede fluir desde el hígado.  Esta es la condición más común que se desarrolla con el uso de esteriodes metilados.

Si un hígado se convierte en colestásico durante demasiado tiempo, la condición puede comenzar a producir que las células del hígado se necrosen (muerte prematura de las células del hígado) a partir de la acumulacion excesiva de toxinas. Esto puede conducir eventualmente a cirrosis del hígado ( empieza a sonar muy mal todo esto verdad ? ) cuando el hígado intenta regenerar las células hepáticas dañadas. Esto conduce a la pérdida de la función hepática a partir de la sustitución de las células hepáticas sanas con tejido conectivo fibroso.

Aunque la colestasis es reversible y generalmente no es una condición letal, puede conducir a los problemas más graves mencionados anteriormente si no se trata. Para evitar las complicaciones graves de salud es importante proteger el hígado antes de que se vuelva colestásico o que sea gravemente dañado por una colestasis prolongada.

¿Cuáles son los signos de que mi hígado está dañado?

Cuando el hígado ha sido dañado por esteroides orales, hay ciertos signos de que te pueden ayudar a detectarlo. Las señales de advertencia por lo general aparecen en el siguiente orden:

  • Inapetencia
  • Náuseas y fiebre
  • Comezón excesiva
  • Ojos o piel amarilla (ictericia)
  • Orina muy oscura (color ámbar oscuro)
  • Sangre en las heces

Esperar a que estas señales aparezcan es esperar demasiado tiempo. ¿Quieres tomar medidas antes de que aparezcan estos síntomas ?. Mi consejo es que obtengas analisis completos de la función hepática antes,durante y después de cualquier ciclo de esteroides orales 17-aa. Cuando realices pruebas de laboratorio de la función hepática, los siguientes valores puedes considerarlos como normales:

  • Bilirrubina total rango: 0,3 a 1,7 mg / dl
  • Alanina (ALT) Rango de aminotransferasa: 10-40 IU / L
  • Aspartato aminotransferasa (AST) Rango: 10 a 40 UI / L
  • Alcalina (ALP) Rango de fosfatasa: 34-125 UI / L
  • Gamma-glutamil-transpeptidasa (GGT) Rango: 7-32 UI / L

Valores superiores a los valores normales, no necesariamente significan que tengas daño hepático. Es muy común que las personas que se entrenan con pesos o culturistas esten un poco fuera de los rangos “normal” en los valores de ALT, AST y los valores de ALP. Por lo tanto, los siguientes valores se han establecido como niveles más apropiados para indicar un problema grave toxicidad en el hígado.

  • Bilirrubina total: 10 mg / dl o más
  • Alanina aminotransferasa (ALT): 50 UI / L o más
  • Aspartato aminotransferasa (AST): 50 UI / L o más
  • La fosfatasa alcalina (ALP): 150 UI / L o más
  • Gamma-glutamil-transpeptidasa (GGT) Rango: 50 UI / L o más

La investigación histórica de la toxicidad hepática inducida por esteroides orales 17-aa sugiere que valores de laboratorio superiores a los  anteriormente indicados pueden indicar que estas sufriendo colestasis. Si los valores de laboratorio son más altos que los valores mencionados anteriormente, te recomiendo suspendas de inmediato el uso de los esteroides orales y busques tratamiento médico de inmediato.

Si el hacerte pruebas de laboratorio profesionales no son una opción para ti,  es posible conseguir a un precio muy asequible una prueba casera de los niveles de bilirrubina, que pueden ayudarte a diagnosticar un daño en el hígado. Hay pruebas hepáticas disponibles, tales comoTestMedica Liver Home Scan, , que pueden ser compradas por internet por poco mas de 5 euros. Aunque estos exámenes para casa carecen de la precisión o de una verdadera capacidad de diagnóstico, pueden ofrecerte información valiosa sobre el estado del hígado. Sin embargo, siempre que sea posible, consiga pruebas de laboratorio realizadas en un entorno clínico.

¿Cómo puedo proteger mi hígado?

Para prevenir la colestasis, la condición primaria causada por el uso de esteroides orales, es importante asegurarse de que existe ácido biliar hidrófilo disponible en el hígado para la separación adecuada de las toxinas.

El método recomendado para esto es la droga conocida como Ursodiol (ácido ursodeoxicólico). Este ácido biliar natural se utiliza por su capacidad para desintoxicar el hígado a través de la limpieza de los ácidos biliares menos hidrófilos y otras toxinas que causan una acumulación tóxica, como los causados ​​por los esteroides orales 17-aa. Ursodiol se prescribe típicamente para los pacientes ingresados ​​en el hospital por toxicidad hepática inducida por esteroides, pero, por desgracia, es un medicamento recetado caro, y no es fácil de obtener. Una dosis típica es de 1000 mg – 1200 mg al día, antes, durante y después de un ciclo.

Seguramente hayas leido sobre usuarios de esteroides que toman un suplemento llamado milk thistle. Por desgracia, cuando se trata de un problema específico causado ​​por esteroides 17-aa, los beneficios del cardo todavía son desconocidos o estan en entredicho.

Nota trukis : El acido ursodesoxicólico es conocido en el mundo culturista de modo familiar por sus siglas UCDA

Referencias –

1. Androgenic/anabolic steroid-induced intrahepatic cholestasis: a review with four additional case reports. Gurakar A, et al. J Okla State Med Assoc. 1994 Sep;87 (9):399-404

2. Androgenic/Anabolic Steroid-Induced Toxic Hepatitis, Davor S, et al., J Clin Gastroenterol 2002;35(4):350-352

3. Anabolic-Androgenic steroids and liver injury, Magdalena et al., Liver International ISSN 1478-3223

4. Severe Cholestasis and Renal Failure Associated with the Use of the Designer Steroid Superdrol (Methasteron): A Case Report and Literature Review John Nasr and Jawad Ahmad, Digestive Diseases and Sciences (2007)

5. Cholestatic Jaundice and IgA Nephropathy Induced by OTC Muscle Building Agent Superdrol, Beata Jasiurkowski MD, et al., The American Journal of Gastroenterology (2006) 101, 2659-2662;

6. Anabolic steroids and cholestasis, Nusinovici V., Med Chir Dig. 1974;3(3):167-71.

7. Cholestasis due to anabolic steroids, Horký J, et al., Cesk Gastroenterol Vyz. 1973 Dec;27(8):548-50.

8. Silymarin as a new hepatoprotective agent in experimental cholestasis: new possibilities for an ancient medication., Crocenzi FA, Roma MG. Curr Med Chem. 2006;13(9):1055-74. Review.

9. Silibinin prevents cholestasis-associated retrieval of the bile salt export pump, Bsep, in isolated rat hepatocyte couplets: possible involvement of cAMP. Crocenzi FA, et al., Biochem Pharmacol. 2005 Apr 1;69(7):1113-20.

10. Beneficial effects of silymarin on estrogen-induced cholestasis in the rat: a study in vivo and in isolated hepatocyte couplets. Crocenzi FA, et al., Hepatology. 2001 Aug;34(2):329-39.

11. Tauro alpha-muricholate is as effective as tauro beta-muricholate and tauroursodeoxycholate in preventing taurochenodeoxycholate-induced liver damage in the rat., Kitani K, et al., Hepatology. 1994 Apr;19(4):1007-12.

12. Tauro beta-muricholate is as effective as tauroursodeoxycholate in preventing taurochenodeoxycholate-induced liver damage in the rat. Kanai S, et al., Life Sci. 1990;47(26):2421-8.

13. Ursodeoxycholate reduces ethinylestradiol glucuronidation in the rat: Role in prevention of estrogen-induced cholestasis., Enrique J et al. The Journal of Pharmacology and experimental therapeutics, 2003 Vol. 306, No. 1 279-286

Anuncios